.
Regreso a clases seguro

Regreso a clases seguro

El Covid 19 vino para quedarse, al menos será parte de nuestra vida como Pandemia, por unos meses más. Muchos centros educativos a nivel mundial han incorporado medidas de bioseguridad y reestructuración interna, para poder recibir de forma paulatina a sus estudiantes, y maestros.

Es importante volver a los salones de clase, pero también es importante estar preparados. Más allá del lavado de manos, distanciamiento y todas las normas que ya conocemos, es importante que los padres apoyemos a las escuelas a preparar, desde casa mental y emocionalmente a los niños.

En un sondeo realizado recientemente por UNICEF, donde participaron 8,444 adolescentes y jóvenes de Latinoamérica y el Caribe, entre 13 y 29 años, el 27% reportó sentir ansiedad y 15% depresión en la última semana.

Una clara señal de alerta, en niños y jóvenes, es cuando pierden el interés en realizar actividades que antes les motivaban o disfrutaban. Según el estudio, de los participantes el 46% manifestó menos ánimo para realizar actividades que normalmente disfrutaba, y 36% se siente menos motivados a realizar actividades habituales.

En la mente de un niño o adolescente que extraña correr en el patio en recreo o convivir con sus amigos, parece ser una noticia alegre el hecho de regresar a clase presencial. Por otro lado, también puede existir resistencia, no solo por la parte de la exigencia académica, levantarse temprano, sino también por la seguridad que sienten de estar en casa. Sea cual sea la reacción de nuestros hijos, debemos apoyarles para reorganizar sus sentimientos y emociones que no sean positivas. La ansiedad y miedo son normales, pero si estos llegan a niveles no saludables, debemos actuar oportunamente.

Consejos para ayudar a nuestros hijos, en este regreso a clase

Habla con ellos.

Parece fácil, pero muchas veces las ideas solo están claras en nuestra mente, y nos cuesta comunicarlas de forma sencilla y acorde a su edad.

Comienza con una pregunta.

Podemos comenzar indagando, con una pregunta: ¿Cómo te sientes de regresar a clase? A partir de su respuesta podemos ver cómo es su percepción de este nuevo cambio que tendrá en su vida.

Haz que tu hijo analice y busque soluciones.

Si su percepción es positiva, celebren juntos esta nueva etapa, preparan en conjunto lo que debe llevar y repasen las normas básicas que han establecido en casa y en la escuela.

Pero, ¿y si no le entusiasma volver a clase?

Lo primero es ser empático, no olvides validar sus sentimientos y miedos, ya que son normales. Lo mejor es que los ventile contigo, en un ambiente de confianza y amor. Por otro lado, motívalo a buscar juntos soluciones o formas de mejorar o que no le gusta o lo que le da miedo o inseguridad.

La salud mental de niños, jóvenes y adultos se ha visto comprometida durante estos meses. El autocuidado es la mejor forma de prevenir que la ansiedad y el estrés se salgan de control.

Los momentos de cambio siempre traen consigo nuevas oportunidades de aprendizaje, sobre todo para que nuestros hijos aprendan a ser resilientes y a enfrentar los retos, con actitud positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *