.
Niños aburridos, el terror de los padres

Niños aburridos, el terror de los padres

Para muchos padres escuchar a sus hijos decir “estoy aburrido” es un absurdo, debido al exceso de juguetes y de recursos que ahora existen en la mayoría de hogares. Pero si esto ocurre, en un ambiente donde no tienen pantallas, existe una tentación de ceder y darles dispositivos tecnológicos para que se entretengan.

¿Por qué le tenemos miedo a que nuestros hijos se aburran?

Porque vivimos en una sociedad ansiosa, con prisas, que ha sobre estimado la “productividad”. Somos si hacemos. Asumimos que el aburrimiento es sinónimo de pereza y falta de iniciativa. En los niños y jóvenes el aburrimiento tiene un lado positivo, si es el motor que lleve a inventar, crear y tomar iniciativas novedosas.

De acuerdo con varios estudios de Universidades como Lancashire, el aburrimiento es una oportunidad para que los niños se arriesguen a explorar nuevas áreas del conocimiento o a innovar las que ya conocen.

Según Ana Más, Psiquiátra mexicana, el aburrimiento de los niños es una oportunidad para fomentar la creatividad. Por esta razón, es necesario que los padres dejemos el miedo a un lado y permitamos que nuestros hijos de aburran, con momentos sin pantallas ni juego rígido, nos sorprenderán sus juegos creativos e imaginación.

¿Y si llega el aburrimiento?

Enfrentarlo en equipo y organizar actividades juntos será el mejor camino, no solo para que niños y jóvenes saquen el mejor provecho al nivel creativo y cognitivo, sino también para generar espacios de convivencia e interacción padres e hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *