Construyendo una relación de pareja saludable

Construyendo una relación de pareja saludable

La vida de pareja no es fácil y requiere de madurez y compromiso, por parte de ambas partes. En el matrimonio, el hombre y la mujer aportan de forma distinta y se complementan de manera perfecta.

Ambos deben poder realizarse a nivel individual, aportando a la relación, y sin dejar de ser ellos mismos. El acompañarse en el camino de la vida implica también desarrollar la capacidad de adaptarse a la etapa que vive cada quien a nivel personal y como matrimonio.

Actualmente se ha puesto de moda hablar de la otra parte de la moneda, las parejas tóxicas. Aquellas personas que no aportan nada a la relación y que, al contrario, contagian a su pareja de ansiedad y pensamientos negativos. Los celos son una característica de las personas tóxicas.

¿Cómo construir una relación saludable?

a) Ambos respetan la individualidad del otro.
b) No temen estar solos, de vez en cuando.
c) No buscan cambiar al otro, se aceptan mutuamente.
d) Respetan los gustos, aficiones y limitaciones del otro.
e) Existe respeto y admiración por el otro.
f) Soy feliz primero por separado y luego busco hacer feliz al otro.
g) No existen insultos, sarcasmos ni ironías, sino una comunicación constructiva.

Una de las claves para evitar una relación tóxica y construir una saludable es la aceptación del otro. Poner límites no nos hace una mala persona, al contrario, nos ayuda a tener una relación basada en la confianza y el respeto.

Los esposos deben cultivar el diálogo oportuno, sobre todo si existen temas o asuntos que generan discordia. La honestidad siempre será el mejor camino.

Se debe reconocer que, para amar al otro de forma incondicional y plena, el primer amor debemos ser nosotros mismos. Debo amarme y aceptarme como soy, para poder hacer lo mismo con mi cónyuge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *