Navidad en familia

Navidad en familia

Se acerca la Navidad y todos queremos que sea más especial que la del año anterior. En especial este año que ha sido atípico y lleno de retos.

¿Por qué entonces no animarse a incrementar algunas nuevas costumbres?

• En la cena navideña pueden cantar villancicos, compartir cada uno por qué cosas están agradecidos este año o contar historias de Navidad.
• Cuando pongan la mesa en Nochebuena, pongan un lugar en la mesa para esa persona que ha partido este año.
• Vayan en familia a la celebración de Navidad, ya sea religiosa o social, para preservar la reverencia de la celebración.
• Organicen algunas noches familiares de películas navideñas. Puede hacerse una lista y reservar algunas noches para verlas todos juntos.
• Como los niños van a recibir varios regalos, una buena costumbre es que revisen sus cosas y seleccionen las que ya no usan y, si están en buenas condiciones pueden donarlas.

La cena de Navidad es una de las reuniones familiares más significativas del año. La mesa es el lugar ideal para fortalecer lazos y crear memorias.

Ese día los alimentos adquieren formas divertidas, colores y sabores deliciosos. Si este año desea que los niños participen en su elaboración, comiéncelos a motivar desde ya e involúcrelos en la planeación.
Acompañamientos y postres pueden ser hechos con anterioridad y esta es una buena manera de reemplazar el televisor por una actividad lúdica como es la cocina.

Algunas ideas para involucrarlos directamente en su preparación:

• Dele a cada niño una responsabilidad: decoración, música, cantos, etc.
• Vaya al supermercado con ellos para que todo el proceso sea una experiencia de grupo. Desde las compras, hasta la preparación.
• Comience con los platos que usted sabe que les encanta. ¿Les apasiona la jalea de fresa o las galletas de mantequilla? Pues que sea esta la primera receta en prepararse.
• Ponga toda la ceremonia y el ritual que necesita la cena y hágalos sentir importantes por toda su ayuda.

Para esta temporada no olvides que es el momento en que podemos sembrar costumbres familiares que practicarán cuando sean grandes.

Te sugerimos 3 muy tradicionales:

• Llevarlos a talleres infantiles que organicen programas de juegos relacionados con la Navidad: Lectura de cuentos navideños, marionetas, dibujos o manualidades para adornar la casa…

• Salir a comprar productos típicamente navideños. En vez de ir al supermercado y cargar el carro como una rutina más, podemos convertir este día de compras en una “excursión” que involucre a los pequeños en los preparativos de los postres festivos.

• Visitar a familiares. Es una actividad, casi diríamos, intrínseca a la Navidad. Los niños suelen vivir estos encuentros como momentos emocionantes, sobre todo si se trata de familiares que ven de vez en cuando. Las comidas se convierten en eventos excepcionales.

Debemos estar conscientes que nada volverá a ser lo mismo, luego de vivir este año en Pandemia. Pretenderlo nos puede generar ansiedad o estrés.

Es momento de ser creativos y agradecidos. Que está navidad nos encuentre unidos en familia, valorando lo importante y sencillo de la vida. Puede que no podamos tener reuniones con muchas personas, pero seguro estarán las más importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *