Cuidado con el exceso de regalos en navidad

Cuidado con el exceso de regalos en navidad

En esta época Navideña, todos queremos y soñamos con recibir algún regalo especial. Pero también deseamos y necesitamos el acercamiento con las personas que amamos, el contacto de corazón a corazón.

Muchas veces nos enfocamos en regalar cosas asociadas al prestigio o artículos que tienen gran valor económico y nos olvidamos que lo más importante son los detalles de cariño, el servicio y la atención a los otros.

Esta semana, y de cara a la Navidad queremos darle ideas para escoger “El mejor regalo”.

¿Cuál cree que puede ser el mejor regalo para los niños? Los niños por supuesto que sueñan con recibir muchos regalos, pero les podemos hacer el regalo de “regalarles pocos juguetes”.

Mejor uno o dos muy especiales, bonitos y no muy costosos, acompañado de una carta llena de afecto de su madre o de su padre. Unas palabras que digan lo orgullosos que sus padres están de él o ella porque ya se lava los dientes solo, por los hermosos dibujos que hace en el kínder, porque es muy obediente…

¿Te has puesto a pensar que los niños cuanto más tienen, más egoístas se vuelven?

Complacer a los hijos en todo lo que se pueda es contribuir a que crezcan egoístas, que es lo mismo que asegurarles la infelicidad.

Consecuencias de dar muchos regalos a los hijos

1. Los niños con “muchas cosas” son menos creativos, desarrollan menos esta habilidad.

2. Tienen menos capacidad de perseverar en lo que emprenden y se esfuerzan menos.

3. Se frustran más fácilmente y son poco tolerantes en las situaciones que no pueden cambiar.

Pregúntate qué es lo que en realidad desearía tu hijo y por qué. ¿Un juguete o ir contigo a jugar al futbol, ir al cine, disfrutar de un cuento o sencillamente pasar un rato contigo a solas, jugando a lo que a él más le gusta? La mayoría de los niños, pero también muchos adolescentes, preferirán pasar un tiempo íntimo con sus padres.

Navidad es sinónimo de familia. Es un buen momento de reflexionar sobre tu papel de padre o madre. Seguro que hay cosas que puedes mejorar. Es un tiempo de autconocimiento y crecimiento personal.

Instaurar nuevas costumbres navideñas, compartir anécdotas graciosas, platicar en la sobremesa, verbalizar en voz alga agradecimientos a cada uno de los miembros de la familia. Esto también es un buen regalo para esta Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *