Los jóvenes quieren saber… ¿Cómo contestar sus dudas de manera integrada?

Los jóvenes quieren saber… ¿Cómo contestar sus dudas de manera integrada?

Un joven está dando el paso para prepararse para la vida, va forjando su personalidad y carácter. Pero son muchas las inquietudes y las interrogantes aún sin responder. En su interior se formulan preguntas que no siempre se atreven a realizar.

Muchas veces tendremos que ser nosotros los provoquemos la conversación. Es muy conveniente agotar los temas, a pesar de que sea complejo o incómodo para ambos lados.

Durante este período, los jóvenes pasan gran parte del tiempo fuera de casa: en su centro de estudios, practicando actividades extraescolares o con sus amigos. Es importante que la conversación y el diálogo se cultiven todos los días, no es algo que se logre de repente.

4 pilares de lo que a los jóvenes más les interesa hablar

Futuro profesional
Carrera universitaria y estabilidad económica futura. Quiere graduarse y forjar su propio camino. Le motiva dejar huella y cambiar el mundo para bien. Mide el éxito en función de resultados académicos .

Amigos
¿Quiénes seguirán siendo mis amigos una vez salga del colegio?, la influencia de los pares sigue siendo muy importante.

Afectividad y noviazgo
En su mayoría desean formar una familia en un futuro, aunque algunos tienen miedo a equivocarse.

Internet
Influencers, series, películas, videojuegos, tutoriales, redes sociales.

Ser padres es un regalo, pero la responsabilidad de guiar a nuestros hijos puede ser a veces bastante retadora. Lo que nos lleva a plantearnos la necesidad de estar lo más listos posible, ante las dudas o comentarios que de su parte podamos recibir.

¿Qué podemos hacer?

1. Escuche atentamente.
La mejor forma de entrar al mundo de nuestros hijos es aprovechando cada oportunidad en la que nos cuentan algo para escucharlos, para comprender un poco más cómo piensan, lo que les gusta, sus inquietudes, las experiencias vividas con sus amigos, etc. Evita los distractores, evita interrumpir y emitir juicios.

2. No trate de imponer su forma de pensar:
Los jóvenes quieren sentirse libres. Recuerde que la libertad es buscar el bien, pero no siempre lo tenemos tan claro, al tomar las decisiones.

3. Ayúdele a pensar por si mismo y distinguir lo bueno de lo malo.
Los jóvenes necesitan comprender razones. Les cuesta mucho la idea de aceptar algo solamente porque un adulto lo dice, necesitan conocer razones que les ayuden a dar sentido a sus decisiones, es decir, formación de criterio.

4. Explique consecuencias de las decisiones.
Todas nuestras decisiones tienen consecuencias, aunque yo tenga la facultad para tomar la decisión que me “venga en gana”, no puedo esquivar las consecuencias de mis decisiones y actos.

5. Fortalezca su voluntad.
Aconseja en un momento oportuno, como su hijo puede ser firme en la decisión adoptada.

6. Ser un coach/mentor:
Los papás se convierten en coaches de sus hijos, no porque les dan todas las respuestas sino porque les ayudan a pensar por sí mismos y a poder llegar a la respuesta. En algunas ocasiones solo ameritará que los escuchemos y ellos ya tienen la base para llegar, en otras ocasiones habrá que ofrecerles ayuda, como por ejemplo contarles alguna anécdota, ofrecerles leer algún libro o una película que trate al respecto.

¿Y si no sé qué responder pues el tema se sale de mi conocimiento?

Respire. Usted no está obligado a saber todas las respuestas, lo primero que debe hacer es tratar de informarse lo mejor que pueda sobre el mundo de su hijo/a.

Pero si en algún momento hay algo que sale de su conocimiento, pregúntele de qué se trata, busque por sus propios medios, infórmese más y luego traiga el tema a la conversación de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *