¡Viva el amor de los hermanos!

¡Viva el amor de los hermanos!

El papel del hermano mayor en la familia

El primer hijo es sinónimo de ilusión para las familias. Su cuido y educación también implican retos e inquietudes. Generalmente los novatos padres experimentan y aprenden con el hijo mayor. Muchas de las actividades y decisiones que toman con el primogénito son distintas con los otros hijos que vienen después.

Cuando ese primer hijo se convierte en hermano mayor inicia una nueva aventura y cambia la dinámica familiar.

El hermano mayor se vuelve automáticamente en apoyo de sus padres, en los cuidados del hermano menor. Comparte con el nuevo miembro de la familia las atenciones y tiempo, que hasta ese momento eran exclusivas para él. Esto puede generar celos o rivalidades.

Por otro lado, los hermanos mayores suelen ser protectores y en general tratan de cumplir las expectativas de sus padres. La mayoría son dedicados, serios y logran gran éxito en su vida.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Leipzig, en Alemania, concluyó que el orden de nacimiento influye en la inteligencia y resolución de problemas, siendo el hermano mayor mejor en estas habilidades.

Otro rol que asume el hermano mayor es el de modelo de comportamiento, esto puede generar que el mayor madure con mayor rapidez y sea más responsable. Su ejemplo no solo influye en los menores, sino también es estímulo positivo para el desarrollo de las habilidades motoras y sociales de sus hermanos.

Si bien es cierto el hermano mayor siente que pierde privilegios al compartir todo con un nuevo ser, son muchos los beneficios que ambos experimentan. No solos serán compañeros de juegos y experiencias, sino que se ayudarán mutuamente a aprender buenos hábitos, valores y habilidades para la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *